Home Life style Aitana: "OT

Aitana: "OT

0 40

Hace poco más de un año, Aitana era una desconocida para el gran público. Hoy, su nombre de pila es uno de los más demandados por las masas, la industria musical y los medios de comunicación. En 2017, el suyo era uno de los rostros que reactivaban un formato de éxito de la televisión reciente, Operación Triunfo, y participó en una edición que cambió los mecanismos del ente público para siempre. Durante tres meses, ella y sus compañeros no fueron noticia por sus escándalos de reality show, sino por destapar los tabúes más mundanos en pleno prime time: feminismo, bullying, transexualidad, homofobia… Sin embargo, su gesta contra los prejuicios ha ido, de manera casi inconsciente y a golpe de trabajo, mucho más allá. En tan sólo unos meses ha tirado por tierra todas las connotaciones negativas que soportaba el adjetivo triunfito.

También te puede interesar:

  • Toda la verdad sobre Aitana, en GQ
  • [MAKING OF] Aitana en #GQmayo
  • Lo que algún directivo habrá aprendido de ‘Operación Triunfo’

Aitana fue la artista española más escuchada de nuestro país en 2018. Ha sido la primera cantante en superar la barrera de los dos millones de streams el primer día con un EP de tan sólo seis canciones –cuatro de ellas se colaron en el top 10 ese mismo día, alcanzando un nuevo récord–. Sus dos primeros singles, ‘Teléfono’ y ‘Vas a quedarte’, convirtieron a la intérprete en la única artista a nivel nacional con dos canciones certificadas como Oro en su segunda semana desde que se utiliza el streaming (2015) para configurar esta lista –hasta ahora el único español, además de nuestra protagonista, en conseguir una canción oro era Enrique Iglesias con ‘Súbeme la radio’– ; y además, este segundo sencillo se confirmó como el mejor debut histórico en Spotify España, con más de 670.000 reproducciones en un día y la condecoración de Platino. ¿Cómo se puede lidiar con un éxito tan mayúsculo y tan repentino?

© Alba Yruela

Aitana OT entrevista

“He pasado miedo muchas veces”, confiesa a GQ. “He pasado miedo en el escenario porque a veces no sabes cómo gestionar la situación, por inseguridades, por las críticas… Por eso trato de rodearme de gente que me recuerda que puedo hacerlo, que sólo tengo que trabajar, no esa gente que me dice lo perfecta que soy, sino la que me pone los pies en la tierra. Es como una terapia que necesito para no intoxicarme”.

De cero a cien

El comienzo de su carrera musical ha sido atípico. Durante tres meses, ella y otros 15 compañeros quedaron aislados de la realidad en un centro de alto rendimiento para después ser expuestos de sopetón al mundo real y a una fama que no habían asumido de manera progresiva. ¿Cómo se supone que asimilas mentalmente esa nueva vida? “Es como si nos hubieran quitado un antifaz y nos hubieran enseñado la realidad, no comprendía nada, y la persona que mejor te puede ayudar en estos casos es un psicólogo, es algo completamente normal. Cuando salí de la academia necesité ayuda tanto yo, de manera individual, como mi familia, para entender todo lo que estaba pasando, qué nos sucedía a cada uno de nosotros y los procesos que estábamos siguiendo. Porque esto no es algo que impacte sólo a nivel personal, sino a todo tu entorno, y yo no podía quedarme en una realidad paralela”.

© Alba Yruela

La otra realidad que ha tenido que abrazar es que no pasará toda la vida con sus compañeros de programa: “Estar con ellos ha sido un proceso para mí, porque era muy insegura y, aunque aún lo soy y sigo trabajando en ello, tenerlos cerca era una forma de sentirme protegida. Ahora tengo que acostumbrarme a que estoy sola”, entrecomilla, para después bromear: “De momento se me está pasando el miedo a los aviones, que ya es mucho”. Algo comprensible si tenemos en cuenta que su pasaporte rebosa millas de vuelo, entre las que se suman las que acumuló para asistir a los Grammy Latinos para entregar un galardón o para acudir a los Premios Lo Nuestro, también al otro lado del charco. “¡O cuando me enviaron a componer a Los Ángeles!”, añade ella misma. “Yo no había compuesto nada antes, imagínate que vas hasta allí y no te sale nada”.

“Yo no me imaginaba que la industria musical era así. Cuando yo veía a los artistas pensaba que sacaban un disco y ya está, no tenía ni idea de cuestiones de promoción, viajes, entrevistas, todos los departamentos que hay, la cantidad de gente que te acompaña a cada lugar… ¿Esto quién se lo espera?”, se pregunta a sí misma desde la ingenuidad y como sorprendida por un momento tras hacer esta recapitulación . “Yo, con 19 años, ¿qué voy a saber? Todos los días pienso en el lugar al que he llegado y estoy muy agradecida. Me siento una persona muy afortunada y por eso intento trabajar lo máximo para que esto siga igual que hasta ahora“.

© Alba Yruela

Aitana OT entrevista GQ

Acaba de estrenar el sencillo ‘Presiento’, su esperada colaboración con el grupo colombiano Morat, y lo próximo que tiene en la recámara es la segunda parte de su disco, ‘Spoiler’, para el que se rumorean nombres como los de Zahara o C. Tangana: “Hay algunas colaboraciones que se plantean, pero no puedo decir nada porque a lo mejor no entran en este disco y quedan para más adelante, y no quiero que nadie se decepcione”, comenta cautelosa y analizando sus palabras para no descorazonar a sus fans.

La clave del récord

Sus referencias continuas a no perder lo que tiene, tanto en lo personal como en lo profesional, llevan a muchos a adjudicarle una madurez impropia para su edad y, por extensión, el sempiterno sambenito de estar perdiendo su adolescencia: “No quiero que nadie piense, ni siquiera yo misma, que me han robado un trozo de mi adolescencia. Puedo entender que exista esta idea porque nunca acabas de trabajar, siempre estás de cara al público y por ello debes ser un poco más responsable, pero no siento que me esté perdiendo algo, siempre y cuando siga haciendo las cosas que quiero hacer cuando tengo tiempo libre. En lugar de un examen al uso, mi examen es un concierto. Son diferentes planteamientos, pero la barrera a superar es exactamente la misma”.

© Alba Yruela

Aitana OT entrevista GQ

En lo que sí difiere del resto de su generación es en las metas que está consiguiendo en un periodo muy ajustado: “Estoy cumpliendo muchos sueños muy rápido, ha ido todo muy deprisa por la plataforma tan fuerte que es OT y por la visibilidad que te da, pero también vienen por un trabajo. Tengo la sensación de que en parte me lo merezco“, confiesa sin dobleces ni falsas modestias. Y continúa: “Todavía quedan muchos sueños, pienso en lo que puede pasar, la incertidumbre del futuro… Quizá soy muy ambiciosa, pero quiero llegar algún día a hacer lo que hacen los grandes artistas: salir al escenario con seguridad en mí misma. Ésa es la clave. No quiero tener miedo“.

*Artículo originalmente publicado en el número 254 de GQ.


Fotografía: Alba Yruela.
Redacción: F. Javier Girela.
Estilismo: Juan Luis Ascanio.
Vídeo: Vicente Gallo.
Coordinación de vídeo: Julia Pérez.
Edición de vídeo: Raquel Bravo.
Producción: Andrea Vega.
Maquillaje y peluquería: Mara Fervi para Dior Makeup y Mön I.C.O.N. Team.
Asistente de fotografía: Borja Llobregat.
Asistente de estilismo: Marina López Grande.